Ácaros de Polvo en Muebles

Los ácaros del polvo son insectos microscópicos, que se encuentran comúnmente en los mismos entornos de los humanos, sobre todo en sofás, camas o alfombras.

Lo que hace que prosperen en nuestros ambientes, es que viven de las células muertas de nuestra piel y también de la caspa de las mascotas.

Un dato a tener presente es que no importa lo limpio que tratemos de mantener nuestros hogares, aún así somos vulnerables a una infestación por ácaros de polvo.

Cómo ya mencionamos nuestra piel muerta forma parte de su alimentación y el ser humano promedio emite hasta 10 gramos de células de piel muerta cada semana.

El ácaro de polvo doméstico promedio se reproduce a un ritmo sorprendentemente rápido. La infestación de estos pequeños insectos en nuestros hogares puede provocar severos problemas de salud.

Excretan una gran cantidad de residuos al día. Muchas personas son muy alérgicas a estos excrementos, y se ha llegado a relacionar los ácaros del polvo con síntomas asmaticos, así como otros síntomas alérgicos.

¿Cómo saber si está expuesto a los ácaros de polvo?

Los ácaros viven en nuestras sábanas, ropa, peluches, alfombras, tapicería, toallas y muebles. En estos ambientes son fáciles de controlar mediante el aseo y secado frecuente de las superficies antes mencionadas.

Sus excrementos tienen componentes que al inhalarse producen reacciones alergicas tales como hinchazón y enrojecimiento de la piel y los ojos; además de asma.

Los síntomas alergicos que desarrollan algunas personas expuestas a los desechos de los ácaros de polvo incluyen picor, inflamación o eczema, ojos llorosos, secresión nasal, y en casos más severos: Sensación de sofocamiento, fiebre, ojos llorosos, tos, estornudos, e incluso problemas para respirar.

Si usted o alguien de su entorno está experimentando estás dificultades, es muy probable que mejore con  la eliminación de los ácaros del polvo de las zonas donde hábita.

 

Aunque los ácaros del polvo son microscópicos, hay algunas medidas que podemos tomar para controlarlos. Aquí algunos métodos que se pueden utilizar para reducir al mínimo su población:

  1. Deshacerse de sus fuentes de alimento. Eliminar el polvo de casas y negocios. Utilice un trapo húmedo que atraiga  y retenga el polvo que está recogiendo.
  2. Lavar la ropa de cama semanalmente y de vez en cuando hacerlo con agua hirviendo.

3. Utilizar un sistema de purificación de aire o humificador de buena calidad.

4. También sobre el pelo de las mascotas, pase un paño húmedo para minimizar la caspa de mascotas.

5. Debe reemplazar las almohadas, e incluso la ropa de cama por lo menos una vez al año.

6. Las cortinas de tela tambipen deben ser lavadas y/o aspiradas con frecuencia.

7. Aspire y ventile armarios o roperos frecuentemente, para evitar que se acumule el polvo y la húmedad.

Más información sobre tratamiento para ácaros de polvo, con gusto se la brindamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *