Desinfección y Control de Plagas

La desinfección y el control de plagas son medidas encaminadas a prevenir que plagas y enfermedades asociadas a ellas, aparezcan en nuestros entornos.

¿Cómo está la desinfección asociada al control de plagas?

La desinfección es el proceso por medio del cual se destruyen microorganismos patógenos en cuerpos, objetos, materiales o espacios.

El control de plagas es el proceso de exterminio de insectos y otros animales que pueden transmitir enfermedades infecciosas, causar reacciones alérgicas, o dañar la integridad de personas y sus propiedades.

El control de roedores es otro proceso especifico dentro del control de plagas que implica la exterminación de ratas, ratones y otros roedores que causan y transmiten enfermedades y atentan contra la integridad física y económica de las personas.

El conjunto de acciones que van desde las más sencillas tales como lavarse las manos, la cara y el cuerpo, hasta otras técnicas más complejas que implican el uso de dispositivos para lograr de forma efectiva la desinfección de los objetivos.

Procedimientos de desinfección en control de plagas

La desinfección y control de plagas, cuando se llevan a cabo en áreas donde se almacenan alimentos, la comida debe ser protegida y pesticidas utilizado que no dejará ningún olor.

Durante los procedimientos de control de roedores, si se colocan cebos con venenos deben ser ubicados en lugares donde el acceso a ellos no se haga fácil para personas, niños o animales domésticos.

Después que se ha realizado el tratamiento para control de roedores se recogen cebos y se desechan o destruyen de modo que nadie pueda entrar en contacto con ellos.

Otros procedimientos de desinfección correctos

Las plagas se desplazan sobre las superficies y a veces no las vemos, para estos casos se deben mantener los siguiente hábitos de desinfección:

Platos y cubiertos deben ser lavados después de cada uso, se limpian a fondo, y luego se sumergen en desinfectante durante al menos 15 minutos y al final se enjuaga con agua tibia. Después de que se sequen, se colocan en armarios cerrados.

Los refrigeradores se limpian y desinfectan al menos una vez a la semana.

Los baños y lavamanos se lavan al menos dos veces al día o más, con detergentes y después desinfectante.

Si se detecta señales de infestación también será necesario que los lave con agua caliente y secados apropiadamente.

Durante la limpieza y desinfección, se recomienda el uso de productos que no son un riesgo para la salud y no dañan las superficies de trabajo u objetos.

Importante

Todos los productos utilizados para la desinfección y control de plagas deben cumplir requisitos y satisfacer normas de seguridad, reguladas de acuerdo al país o región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *